¿Cómo afecta la popularidad de los gobiernos el coronavirus?

La crisis que el Covid-19 ha desatado en los países desarrollados se despliega en tres partes: política, económica y sanitaria. No obstante, es impresionante como las grandes corporaciones de información, en conjunto con la actuación muy bien organizada de los gobiernos, le han dado demasiada relevancia a los líderes políticos, tal como sucede con cualquier emergencia nacional, que se pueda apreciar. Quizás, la popularidad este decayendo.

En cierto modo, depende de que algunos estén por arriba de otros. El valor que se le ha dado a ciertos líderes políticos internacionales, va en línea ascendente en los últimos días.

Según algunos gráficos de economistas, han ilustrado a los principales líderes que se han mantenido en altas posiciones, como el caso de los primeros ministros de Australia y Canadá Scott Morrison y Justin Trudeau; que han sido los más populares antes de que la pandemia se manifestará. Otros que se han mantenido son: Angela Merkel y Boris Johnson.

Por otro lado, tenemos a Donald Trump, que ha tenido una mínima de alza en dichos niveles de popularidad. Es importante agregar que, Donald Trump es uno de los líderes que mantiene los niveles de aprobación con más estabilidad en el mundo.

En cuanto América Latina, Sebastián Piñera, presidente de Chile, viene siendo un caso particular, su imagen se enfatizó con mayor rigidez durante el proceso del coronavirus. Aunque este Ejecutivo Nacional Presidencial, ya venía con un índice de aprobación de un 10% debido a la situación que venía acaeciendo en el país.

El otro que se posicionó arriba, debido a la pandemia es el primer ministro de Italia Giuseppe Conte. Quién está beneficiándose de las ventajas de la crisis, por lo que se trata de un hombre que no tiene apoyo de partido, no tiene experiencia, y en el parlamento carece de una tropa, su derrochada popularidad, viene siendo su único recurso político.

Por lo tanto, su desenvolvimiento en la situación del coronavirus, lo ha elevado a un nivel de aprobación de un 71%.

Otros no han tenido tanta suerte, como el caso de Jair Bolsonaro de Brasil. Y el otro es Shinizo Abe de Japón. Se ha observado como la popularidad iba en descenso, durante el proceso pandémico. En cuanto el caso de Shinizo Abe suele ser relevante, su gobierno nunca decretó un estado de emergencia, en la primera fase de la crisis, cuando los contagios eran mínimos, luego iban en aumento y las medidas de prevención no iban a la par. Entonces este gobernante empezó a sufrir su bombardeo de críticas.

Países de Europa y su situación ante el coronavirus

Nos detenemos en el Mediterráneo y podemos ver que tanto Italia, España y Francia; han sido los tres más afectados por la pandemia en el continente europeo, como habíamos mencionado anteriormente el primer ministro de Italia Conte, tiene una aprobación de un 71% y Macron tiene una popularidad de 8 puntos mayor que antes.

Por lo la situación de Pedro Sánchez, es más enmarañada, en sí, las encuestas reflejan una subida muy mínima en la pretensión de votos, hacia el PSOE, y PP.

Aunque ha habido en algunos otros casos descontento hacia el presidente. En una encuesta que se realizó el 30 de marzo del presente año, por GAD3, un porcentaje de un 57% de los individuos, aseguraron no confiar en Sánchez.

Ese mismo día, en otra encuestas de Gesop, el 39% de las personas encuestadas votaron en contra de la gestión de dicho gobierno. Mientras un 33% apostaban.

No obstante, el 4 de abril según Metroscopia, un 52% de los participantes tenía desaprobación hacía el ejecutivo. Se puede decir, que en los últimos días hubo algunos cambios.

El 19 de abril Sigma-2 mantenía que Sánchez, era sin duda alguna, el político con más ascenso en medio de la pandemia con un 4,18% por arriba de Casado que contaba con un 3.94 y de Arrimadas con un 3.82.

El CIS establece que Sánchez ya venía con su son de popularidad, desde el mes de mayo del 2019, aunque el 47% no tiene la suficiente confianza de la gestión de dicho gobierno.

Evidentemente, los españoles pueden cambiar de parecer ante la gestión del gobierno, puesto que el valor del mismo no ha sido afectados del todo por el disgusto.

En consecuencia, se puede denotar que en su mayoría los países está ascendiendo en su popularidad, por causa de esta crisis donde se envuelve al líder. Lo que viene siendo, un efecto que se ha investigado y experimentado en politología y mejor conocido como: “rally around the flag”.

Los discursos cambiantes de los líderes ante el coronavirus

Por causa de la pandemia del Coronavirus, se suspendieron muchos eventos tanto deportivos como culturales. De tal manera, que hemos sido influenciados mediante la tecnología para poder estar comunicados, puesto que la cuarentena nos ha aislado, pero por una buena razón: evitar que se siga propagando.

Cuando toda esta pesadilla inició, millones de personas la veían muy ajena y lejana. Actualmente, se ha extendido alrededor del mundo de una manera que todos estamos viviendo las consecuencia.

Esto determinó, que la duda que se tenía al respecto, pasó hacer un tema muy serio. Particularmente, líderes políticos estaban tratando el tema sin mucha importancia por lo que a continuación veremos cómo cambiaron sus discursos en cuestiones de días.

Donald Trump

Al principio, el presidente de EEUU sostuvo su posición ante la pandemia de una manera muy serena: “ Tengo la situación controlada, la emergencia la está inflando, que era algo diminuto y que todo pasaría”

En el mes de marzo el discurso dio un giro de 180° enfatizando de como la pandemia, se había extendido de tal magnitud; que inició el procedimiento las restricciones en aeropuertos, escuelas, negocios, empresas en general, para que existiera distanciamiento social.

Boris Johnson

Este ministro también quiso enfrentarse al coronavirus sin prevenciones, por lo que tuvo que cambiar de estrategias poco tiempo después. Y en medio de tanta críticas y escándalos por la falta de pruebas a toda la población, sumados al aumento de los contagios. No le quedó de otra que decretar cuarentena, pocos días después el mismo fue diagnosticado positivo con coronavirus. Temporalmente, el mando esta a cargo del ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab.

Andrés Manuel López Obrador

Este presidente ha ocasionado más polémica ante la situación del Coronavirus en una declaración afirmó lo siguiente:“ Hay quién dice que por lo del coronavirus no hay que abrazarse, pero hay que hacerlo, nada pasa” Sin embargo, su discurso poco ético fue cambiado, haciendo decretos unos tras otros. El primero fue la emergencia sanitaria, luego exigió a la población vulnerable que se distanciará y el resto que lo hicieran de manera voluntaria y por último le pidió a la ciudadanía que se quedará en casa y saliera solo en casos particulares.

Jair Bolsonaro

Este presidente se expresó en el mes de marzo hacia el coronavirus como una “simple gripecita” la cual no afectaría en lo absoluto.

De igual maner, no permitió el cierre de los colegios y que los estados del territorio, se decretará en cuarentena.

Pero en abril, todo ese discurso cambió, manifestando que: “La emergencia es el mayor desafío de nuestra generación” y cuyo propósito es “salvar vidas”.

Importancia de la higiene ante bacterias como el Covid-19

En el presente y con todo lo que se sabe del Covid-19 es necesario tener un distanciamiento social, ya que de esta manera se evita la propagación del virus.

Ahora bien, así estemos en casa, los especialistas recomiendan la higiene personal, la cual es muy importante para no contagiarse.

De igual forma, es fundamental impedir mediante la limpieza que el virus entre a casa, puesto que a través de contaminación de las superficies es más propenso a ser contagiados.

Este virus, puede vivir en las superficies y objetos durante varios días, de allí es la importancia de desinfectar todo con lo que tenemos contacto con las manos, ya que mediante ellas, nos infectamos la boca, nariz, e infectamos el organismo.

Deja un comentario