C贸mo seria un mundo Post-coronavirus

Analizando por un instante la detenci贸n de las econom铆as occidentales, por la crisis pand茅mica m谩s los muertos que se han sumado hasta los momentos; China pas贸 por un colapso inevitable, y nos preguntamos 驴C贸mo ser谩 una China Post- coronavirus?

Cabe se帽alar que, ese desorden geoecon贸mico de la zona Asia-Pacifico, ya estaba marchando antes de la repentina aparici贸n del covid-19, sin embargo, esa 煤ltima fue un empuj贸n que se le proporcion贸 a dicha situaci贸n para que estallara.

Los resultados directos e indirectos que se desataron mediante esta crisis, le da paso a una nueva modalidad a nivel internacional, y una extensa revisi贸n de los fundamentos econ贸micos y sociales que ven铆an estructurando el mundo desde el siglo pasado. Todo tendr谩 un dr谩stico cambio, pero no tenemos ni idea de c贸mo ser铆a.

El despertar de China ante un post-coronavirus

Una vez que China decidi贸 salir del terrible distanciamiento social, despu茅s de unas 10 semanas aproximadamente, han ido reconfortando poco a poco la normalidad.

Cabe se帽alar que, la actividad econ贸mica est谩 en un proceso de recuperaci贸n, tal como lo se帽alan los datos de PMI, no obstante, todav铆a se encuentran afectados ciertos sectores en el mercado e incluso empresas, debido a la inevitable debilidad de demanda interna y la dependencia por los mercados internacionales.

A pesar de la situaci贸n que no ha sido sanada del todo; China se ha levantado como el proveedor n煤mero uno a nivel mundial, en cuanto a equipamientos m茅dicos y farmac茅uticos de diferentes clases; a parte de los equipos de protecci贸n, respiradores, mascarillas y guantes, en fin, todo lo indispensable para combatir el virus.

En determinadas cuentas, se帽alamos la potencia tecnol贸gica y manufacturera, que la dirigen a una amplia ventaja de competencia, a nivel global, por sus capacidades de investigaci贸n e industrializaci贸n.

Ahora la manera de como emplear谩 esta ventaja, y la reacci贸n obtenida por la competencia debilitada, todo eso depender谩, del equilibrio de la nueva transformaci贸n. Entonces, 驴c贸mo se presentar谩 la flamante China? como un poder de gran benevolencia, que se propone a sanar las cicatrices que han quedado de una econom铆a diplom谩tica de un mundo debilitado. O ser谩 el antagonista feroz y silencioso que se disfraza de un gran samaritano, pero que solo busca aprovecharse de todos los medios que est谩n a su alcance a nivel global.

驴Cu谩l es el dilema del occidente ante la crisis pand茅mica?

No obstante, China se va recuperando lentamente, mientras va acondicionado nuevamente sus m茅todos geoestrat茅gicos Occidente, tratando de no perder aliento ante la propagaci贸n de la pandemia, dicha expansi贸n fue la salvadora de las excepcionales y notables previsores.

China, tiene a la vista, los gobiernos que han sido afectados con el revuelo del Covid-19. Y eso que ten铆an a su disposici贸n de una flamante m谩quina de tiempo tanto en Asia como en Italia. Sin embargo, no ha existido en s铆, una respuesta coordinada a nivel regional o mundial, tal como el G20, la ONU, entre otros l铆deres mundiales que inciten una acci贸n multilateral, en definitiva, se han mantenido al margen y los resultados no han sido del todo positivos.

Por otra parte, tenemos que la UE asign贸 una comisi贸n, que, sumados al Eurogrupo y al consejo, se unieron antes las repuestas socioecon贸micas. En consecuencia, los Estados miembros est谩n haciendo por cuenta propia las guerras sanitarias, y es necesario recalcar que los resultados positivos m谩s de lo que parece, lo 煤nico en contra, es la lentitud y la carencia de estrategias que irritar铆a al euro escepticismo que est谩 creciendo en ciertos gobiernos.

Ahora, el dilema se encuentra en la sincronizaci贸n de la curva sanitaria con la econom铆a, tal como se ha plasmado en un an谩lisis de McKinsey, “El imperativo de nuestro tiempo” donde presenta la problem谩tica que est谩n viviendo en el presente innumerables pa铆ses, por no haber sincronizados con los m茅todos de prevenci贸n para detener la propagaci贸n de los contagios, y de esta manera no colapsar las salas de emergencia de los hospitales.

Por ser la prevenci贸n la prioridad se ha resuelto mediante los confinamientos masivos y estrictos, lo que permite a la econom铆a paralizarse, como nunca antes visto en las 煤ltimas d茅cadas.

No obstante, todo se agrav贸 porque no hubo una coordinaci贸n internacional, de modo que estamos al frente de una econom铆a global donde sus principales actores est谩n desconectados entre s铆. En consecuencia, sucesivamente salen de fase, solo para realimentar los efectos nocivos tanto exteriores como interiores de la crisis, desatando un shock de demandas y ofertas por lo que es complicado de presagiar.

La situaci贸n actual de la curva econ贸mica

El tema del debate de los analistas en la actualidad est谩 basado en a la duraci贸n y la dimensi贸n de la crisis provocada por el Coronavirus.

Los estudios que se han publicado recientemente, revelan m谩s estimaciones sobre el desplome del PIB, de la ca铆da del comercio a nivel mundial, el 铆ndice del paro en el 谩mbito tur铆stico. Se puede decir, que es una secuencia de predicciones sin precedentes, que inicia con una r谩pida ca铆da que sigue de una recuperaci贸n veloz que se traduce como la famosa 鈥淰鈥 en caso de que el virus se contenga por mucho m谩s tiempo y pasa por un retorno m谩s lento ser铆a una 鈥淯鈥 o si es un escenario m谩s oscuro donde una parte del mundo se estanca por mucho tiempo, entonces representa un 鈥淟鈥 por no poder sobreponerse a un nivel de actividad semejante a la pre-crisis.

Por consiguiente, las encuestas de opini贸n en particular tal como las de comercio minorista y tambi茅n del consumidor; manifiesta descenso en la confianza, que no se percib铆a desde el a帽o 2008.

Lo mismo est谩 sucediendo con la incertidumbre financiera, en m谩ximos hist贸ricos de los a帽os 2007-2020, dicha incertidumbre por lo general; se mantendr谩 en lo alto en los siguientes meses. Y puede ser, que a煤n no ha alcanzado la c煤spide.

En fin, las previsiones que se han analizado en general, pueden pesar menos de lo que desconocemos y sabemos. A sabiendas que los resultados econ贸micos negativos, son de gran envergadura, puesto que se observan de manera r谩pida y en un tiempo real. C贸mo tambi茅n tenemos que tener presente que la proporci贸n del da帽o, depende de lo que se tarda en contener el virus.

Sin embargo, no sabemos a ciencia cierta, cuanto tarda en hacerse, ya que entre tantas cosas a煤n queda por aprender demasiado. El virus tiene su poder en la econom铆a y por lo que se ve nos dejar谩 un mundo muy diferente al que conocemos.

Deja un comentario