Los restaurantes están trabajando conjuntamente con el gobierno para abrir

Últimamente se han visto por las redes sociales, y vías de comunicación imágenes sobre restaurantes que se están preparando para abrir en medio de una espantosa pandemia, cuyo escenario se visualiza con extracto de aire, dispensadores de hidrogel para las manos, y mamparas.

Muchos fueron las fuentes informativas que manifestaron que los restaurantes tenían la obligación de colocar mamparas.

José Luis Yzuel presidente de la Confederación Española de Hostelería expresa que: “No se van a mamparizar los establecimientos, si tengo una mesa de cuatro personas, no tengo porque colocar nada, solo tengo que separar la mesa del lado”.

Es cierto que los protocolos para reabrir determinarán las medidas necesarias tanto para la higiene como el distanciamiento. Los españoles, se revelan ante la determinación de ir a un restaurante y estar separados por sus parientes o amigos por un pedazo de plástico. Sin embargo, están conscientes de que se tienen que tomar ciertas medidas, y que nada sería igual que antes.

Yzuel asegura que: “Hemos constituido un comité de expertos, personas que están especializadas en medidas higiénicas y trabajarán con nuestra asociación, y estamos ya estableciendo las normas que se establecerán”

Ahora bien, estás medidas se basarán en cumplimiento de la distancia de seguridad, también en la limpieza e higiene de los baños y cocinas, y por supuesto la formación de los empleados en general. Y el punto más importante, las medidas para tener garantías de que los empleados no esté contagios del coronavirus, y para realizar todas estas normativas debe haber un test.

Los restaurantes esperan reabrir en lo más pronto posible

En determinadas cuentas, todas estas series de pautas que se han mencionado anteriormente, ya están siendo negociadas con el gobierno, el ministerio de Comercio y Turismo, el ministerio de Industria. Yzuel manifiesta que: “Tengo la sensación de que el gobierno quiere abrir lo antes posible, incluso se plantea hacerlo para intermedios de junio”

De ser así, se necesita pisar fuerte, para encaminarnos nuevamente; los hoteleros observan con atención lo que ocurre en Asía, donde existe más información acerca de la propagación del virus el antes y el después de que alcanzará su máxima expansión; y por lo que se percibe las noticias son muy pocas alentadoras.

En muchas ciudades se está planteando para ampliar las licencias de terrazas y de esta manera suplir limitaciones de reuniones.

Ya que como es bien sabido, en una fuente de investigación científica que se publicó hace poco, expresaba la situación de tres familias que para el mes de enero, estaban cenando en mesas cercanas en el restaurante Guangzhou ubicado en China. Cabe destacar que todos se contagiaron con el coronavirus; posterior a que se expandiera los miasmas de un individuo por medio del aire acondicionado por el establecimiento en general.

Evidentemente, a parte del distanciamiento y la del refuerzo de la seguridad de higiene en los locales; se deduce que otro factor implicado en la propagación del virus es el aire acondicionado. Y la pregunta es: ¿Será que alguien querrá comer en una sala sin aire, en pleno verano?

Por esta razón diversas ciudades donde se incluye Madrid; están planteando la posibilidad de ampliar las licencias de terrazas para poder solventar este inconveniente. Sin embargo, por últimas alternativas, dependerán de los protocolos que el gobierno establezca.

Las reaperturas serán a medias

David Rubert, quién es gerente de la consultora Persapia Proyectos y Formación, Esta encargado de la asesoría y gestión de los restaurantes y bares. Nos manifiesta lo siguiente: “El problema no radica en las condiciones en las que se abrirá la hostelería, sino en la gran decadencia económica que engloba debido al cierre originado por el coronavirus”.

“Las empresas en general, van abrir en una situación muy delicada en el ámbito económico, puesto que llevan un par de meses sin ver ingresos, aparte de las deudas añadidas con los proveedores y con los préstamos del gobierno, las cuales se deben ir cancelando” resaltó.

Por otro lado, se sostiene que al reabrir los establecimientos no tendrán ingresos normales. El consultor explica que: “ El escenario inicial, suele ser muy delicado, y se prevé unas ventas muy débiles”.

“Se trata de un 30% de aforo que se vincula de manera directa tanto con las ventas como del crecimiento desconocido y gradual, por tal motivo muchos son los restaurantes que para abrir con un 30% eligen continuar con el ERTE hasta octubre y que la deuda recaiga sobre el Estado” explicó.

“Además el ERTE viene siendo una espada de doble filo. Puesto que así se abra el establecimiento, con el 30% de aforo los gastos fijos vienen siendo los mismos. Si el personal, no se recupera en seis meses, entonces se tiene que gastar dinero en el despido. En fin, es un callejón sin salida” manifiesta Rubert. Que aparte de ser un consultor, viene siendo dueño de varios negocios dedicados a la hostelería.

Elegir la comida a domicilio

Las empresas de comida rápida están preparadas para darle frente al coronavirus. Y las mismas pueden ser la salvación de los restaurantes.

Ya que estarán ofreciendo sus servicios a domicilio. Por lo que las personas optarán por estas; sabiendo que para ir a un restaurante se necesita de diversas cosas: en primer lugar, tener un motivo para ir, segundo, el dinero para cancelar la cuenta, y por supuesto disponer del estado de ánimo.

Rubert expresa que: “A parte de estos tres factores, me encuentro con una mampara, los protocolos de higiene y el distanciamiento social, afecta mi satisfacción como cliente”.

Es por eso que la mayoría de las personas optarán por la comida a domicilio.

Tomar medidas en este momento, es demasiado pronto

Se ha determinado, que los hosteleros en su mayoría, coinciden en que es demasiado pronto para establecer alguna medida.

Ya que no ven de buena manera estar gastando dinero en medidas de seguridad que aún no se han estipulado. Es cierto que, los protocolos se han investigado y analizado, pero no hay un liderazgo que tome el control del sector.

En España hay decenas de iniciativas para ayudar a la hostelería, pero es difícil distinguir cual es el fidedigno.

En Francia ha sido el chef Alain Ducasse quién ha pedido directamente al presidente, Emmanuel Macron, la promulgación, lo antes posible, de un “decreto de desconfinamiento parcial de la restauración ciudadana responsable”.

En España se puede denotar la gran cantidad de iniciativa, para contribuir con la ayuda a la hostelería, no obstante, no se puede distinguir cual es la verdadera opción. Yzuel manifiesta que: “No hay que evitar que exista gente que quiera aprovechar el tsunami, se han visto ejemplos de todo tipo e incluso de estafas”.

Deja un comentario