Subida de impuestos para el próximo año

No cabe dudas que la crisis del Covid-19 es muy profunda, así lo demostraron los datos del primer trimestre del año, y el problema radica en que la recuperación no se puede hacer en “V” como se estimaba, puesto que muchos empleos no podrán recuperarse en tan corto tiempo.

Y lo más fuerte es que todo está en medio de una crisis sanitaria que no tiene precedentes, no se puede mirar por las cuentas públicas. Es probable que el gobierno se endeude, para poder enfrentar las prestaciones por causa del desempleo, para poder compensar el desplome de los ingresos, aparte de cancelar los gastos sanitarios. Independiente de como sea, el endeudamiento, ya sea en corona-bonos, bonos o préstamos de la UE, esa deuda se debe pagar en cualquier momento.

La futura subida de impuestos

En realidad, no queda de otra, el año siguiente se vera un incremento de impuestos muy fuerte. El IRPF, es casi seguro, el IVA no es de extrañarse y probablemente el de sociedades, que es como algo simbólico para que no de la impresión de que todo recae en la población. No obstante, la capacidad de la recaudación de este último impuesto en plena crisis es demasiado baja

Tal vez recordemos el momento “Montoro” del diciembre del año 2011 cuando se hizo el anuncio de la mayor subida de impuestos jamás visto en la historia.

Pues algo semejante se verán en los siguientes meses, de seguro tal cual como en esa ocasión, se dirá que es temporal mientras se cancelan las deudas. Pero con el desplome de la economía está medida” temporal” se mantendrá más tiempo del que anuncien al principio. Así como pasó en el año 2011.

Se incrementarán los recortes de ingresos

Ahora bien, para poder compensar los gastos e ingresos existe otra estrategia, que no es precisamente de subir los impuestos, sino en los recortes de gastos, y que fue lo que más crítico el gobierno pero que es inevitable.

Entonces ¿dónde el gobierno puede dar el corte rápido? Puede que en las pensiones y en los sueldos públicos. Ya que al principio de la crisis hubo ciertas bajadas de sueldos a funcionarios.

Para hacernos una idea, nos detenemos en los gastos del gobierno, y vemos en pensiones tiene unos gastos de 135.000 millones de euros anuales, y otros 127.000 millones en sueldos públicos.

Aún no se tenía claro la cifra que se cancelaría por la crisis; pero se estipula unos cuantos miles de millones de euros, a parte de las medidas que se deberán tomar, y sin lugar a dudas, una subida de impuestos no puede fallar.

¿Cómo la subida de impuestos afecta la economía de un país?

Cabe destacar que los impuestos vienen siendo el capítulo fundamental de los ingresos en conjunto del Estado, aunque también la administración ingresa parte del dinero a través de tasas, en otras palabras, hace referencia a las prestaciones de servicios o a actividades concretas. Por otra parte, tenemos que cuando una empresa pública es privatizada o si emite una deuda al Estado, también es una forma de recoger suntuosos ingresos mediante el banco central; ya que al ser el monopolista que emite los billetes, se embolsa la diferencia que se establece entre el valor de las monedas y el de los billetes.

Por consiguiente, los impuestos se dividen en categorías diferentes: están los directos que cuya dependencia se basa en la capacidad de pago de contribuyentes específicos, lo cual no puede ser trasladados, solo deben pagar y ya. Y los indirectos que se basan en los actos de las personas; para dar un ejemplo claro, tenemos las ventas y compras que están cargados sobre los precios de esos actos y son tratados de esa manera hasta el consumidor final. Señalaremos los dos impuestos directos, que tienen mayor relevancia: el Impuesto de Sociedades que tiene el beneficio, en las empresas y el IRPF. Y de los impuestos indirectos más significativos que viene siendo: los impuestos especiales sobre el alcohol, tabaco, combustible y el IVA.

No obstante, las distintas administraciones públicas, cobran impuestos como la matriculación de vehículos o incluso actividades económicas, las contribuciones urbanas, el patrimonio, y muchas otras más, sin dejar a un lado las fundamentales cotizaciones a la Seguridad Social; que viene siendo, también impuestos.

Se puede decir que, los impuestos en la economía tienen un enorme impacto sobre un país. Si nos detenemos en analizar el gasto público total, lo que viene siendo una manera de medir el costos de la administración, ya que su gasto en general, lo tienen que cancelar los ciudadanos de cualquier manera bien sea, en el presente o futuro, por la deuda pública.

Y es que ese gasto público en general ya sea en España o en la mayoría de los países a nivel mundial, están cerca de la mitad de lo que denominamos PIB (Producto Interior Bruto) lo que viene siendo la riqueza total que generada, en otras palabras, es repetitivo escuchar que nos encontramos viviendo en una economía liberal y capitalista, sin embargo, el sector público es demasiado extenso, y solo nos referimos a los impuestos y gastos, a eso se le debe sumar el conjunto de regulaciones que determinan las autoridades.

Enfáticamente el impacto del Estado sobre la economía, no solo es extenso sino también contradictorio y múltiple, ya que unas cosas están bien y otras más hacen mal. Existe un debate permanente donde se trata de cómo se deberían hacer las cosas.

¿Cómo nos afectaría la subida de impuestos del gobierno?

Cuando se efectúa una reforma estructural, se asemeja a la cimentación de una casa, esto quiere decir, que son para largo plazo. De tal manera que los cambios fiscales recaudados aumentan a corto plazo los ingresos; no obstante, a mediano y largo plazo puede tener una connotación negativa, en cuanto al crecimiento y al empleo

Estos aumentos de impuestos, deja a un lado que la fuente de inversión principal, crecimiento y empleo vienen del dinero de las ganancias de los accionistas de las empresas, y al aumentar los impuestos, se reducen la cantidad dispuesta, para la continua creación de empleos productivos y de la actividad económica.

Esto implica que al aumentar la carga impositiva a las empresas, esta se transfiere a los precios, si se le dificultad las absorben, puedo disminuye el crecimiento que viene siendo la fuente más importante de empleo y producción.

Deja un comentario