Un auto eléctrico hará en tu vida un antes y un después

Mucho se ha dicho de los vehículos eléctricos, desde que son complicados de conducir y entender hasta que poco parecen a un auto de verdad. Por eso, estés anclado o no a lo tradicional, abre tu mente y encuéntrate con lo que necesitas saber al respecto.

Velocidad electrónica

Un automóvil eléctrico se caracteriza por no tener palanca de cambios, solo necesitas apretar el acelerador en caso de querer mayor velocidad y listo; sus componentes electrónicos se encargan de darte lo que estás pidiendo.

Solo dos pedales

Como te comentamos antes, no necesitas el embrague para cambiar las velocidades, por lo tanto, te encontrarás que solamente hay acelerador y freno, los cuales puedes controlar con un solo pie, teniendo libre el otro para colocarlo en el reposapiés.

Motor silencioso

Si eres de los que disfrutan un auto silencioso, esta es tu opción ideal, ya que, su motor no hace un ruido que sea perceptible por el chofer o pasajeros; así, tus oídos no sufrirán a medida que obtenga más velocidad.

Palanca de “cambios”

Es verdad que el cambio de velocidades es automático, sin embargo, y quizás por un tema de hábitos, los autos eléctricos tienen una palanca que permite poner la marcha, o el retroceso e incluso si se desea una mayor tracción de frenado al tomar una pendiente muy inclinada.

Indicador de eficiencia

En estos modelos no encontrarás un tacómetro o velocímetro, pero sí un potenciómetro que te indicará la calidad del consumo energético que estás teniendo. Es común, en casi todos, un área verde o ecológica que no es más que una velocidad sin mucha demanda del motor ni de batería; es ideal mantenerse allí.

Evita el agua

Como lo sabes, en un auto convencional si entra agua por el tubo de escape se pueden causar problemas mecánicos, pero en este tipo de vehículos puede ser fatal que esto pase, ya que, los componentes eléctricos están situados cerca del tubo de escape y de las ruedas.

 

Deja un comentario