La transformación inevitable de la moda

Durante esta pandemia todos los sectores, incluido el económico se ha visto sacudido. La industria textil tampoco se ha escapado, y ha habido una transformación inevitable de la moda.

Dentro de la industria de la moda, el sector de las ventas ha sido el más afectado. Y se ha visto tambaleado en los últimos años por dos crisis, la sanitaria y la digital.

En el caso de la crisis sanitaria, se ha visto como los clientes han dejado de ir a las tiendas. Además, que estos clientes están modificando sus hábitos de compra hacia lo digital. Haciendo que ambas situaciones golpean a la industria y el negocio de la moda.

A lo largo de la historia el negocio de la ropa de lujo, aunque era sensible a las crisis solía levantarse. Y normalmente esta industria tenía un rebote fuerte al levantarse. Ya había pasado cuando ocurrieron los atentados de 2001 en los que hubo un incremento del consumo.

Ahora en 2021 también, pero el único que ha tenido un incremento es China. Esto lleva a plantear una transformación inevitable en la industria de la moda.

Las estadísticas muestras que el negocio de la moda en general se ha desplomado un 23%. Y ha perdido 64 mil millones de euros en ventas. Incluso en Estados Unidos ha perdido un 27% en su facturación.Además, Europa ha perdido otro 36% de su facturación. Por el contrario, China tuvo un aumento de un 45% en las ventas del 2020.

La declaración del estado de alarma, desplomo las ventas entre un 70 % y 80% en los primeros tres meses. Además también influyó las limitaciones en cuanto al horario de movilidad y también las restricciones en el ocio en general.

Esto obligó a los clientes a ver la compra digital como una opción. Por este lado, el incremento de las ventas online se ha duplicado a comparación de años anteriores. Poniendo a la industria de la moda replantearse la metodología con la que ha venido trabajando. Demostrando así que la transformación inevitable de la moda será digital.

Deja un comentario